Juliana Grigoryan: “Es una gran suerte para un joven artista tener un apoyo”

La soprano armenia Juliana Grigoryan (1998), colaboradora de la Fundación ÓPERA ACTUAL, ha irrumpido en el planeta operístico con la fuerza de un ciclón, arrasando en los concursos de canto más importantes del mundo y causando gran expectación tanto entre el público como en la crítica desde el primer momento. Fruto de su trabajo y reconocimiento, en marzo de 2024 debutará en la Metropolitan Opera House de Nueva York como Liù de Turandot y, el pasado mes de noviembre, participó en el homenaje del Gran Teatre del Liceu a Victoria de los Ángeles. Óscar Martos Hidalgo, presidente de la Fundación ÓA, comenta con la cantante su corta y fulgurante trayectoria, así como sus proyectos de futuro.

La Fundación ÓA nació 2022 para ayudar a los jóvenes cantantes y, junto a su principal colaborador, Ocuri Investments, ha estado ofreciendo premios en el Concurso Virtual SOI, que ganaste en 2022. ¿Qué significa participar y ganar concursos de canto como el de SOI, Moniuszko o Operalia?

Desde mi propia experiencia, debo admitir que los concursos desempeñan un papel importante en la etapa inicial de la carrera de un cantante de ópera. Independientemente del resultado, es la mejor manera de expresarse y conocer a las personas adecuadas. ¡Mi vida cambió por completo cuando gané el gran premio en el concurso de Moniuszko! Después gané el primer premio en el concurso de Fiorenza Cedolins y la victoria en Operalia fue la culminación de mi racha.

¿Crees que es importante que existan instituciones como la Fundación ÓA que apoyen a los jóvenes en sus inicios?

¡Creo que es una gran suerte para un joven artista tener un apoyo! Imagina cuántas personas con talento en la historia de la humanidad han pasado desapercibidas debido a la falta de condiciones favorables que les diese la oportunidad de dedicarse plenamente al arte. Afortunadamente, los tiempos han cambiado y gracias a la tecnología los artistas tienen más posibilidades de darse a conocer.

Puccini está siendo uno de tus compositores más destacados de tus compromisos en los principales teatros internacionales. ¿Qué significa debutar con Liù en el Met?

Por caprichos del destino, llegué a conocer la música de Puccini mucho antes de lo habitual en la vida de una soprano. Y sí, fue un amor desde el primer sonido. Estar contratada por la Metropolitan Opera House ha sido uno de los sueños más importantes de mi vida. El hecho de tener la oportunidad de formar parte de esa histórica producción del fantástico Franco Zeffirelli me hace increíblemente feliz. Espero este acontecimiento con emoción y gratitud.

Preparaste el Requiem de Verdi con Riccardo Muti y posteriormente has realizado varias galas con repertorio de Verdi. ¿Qué significa Verdi en el principio de tu carrera?

Preparé esa pieza con mi increíble profesor Levon Javadyan con quien he estado trabajando durante años. Fue una experiencia inolvidable para mí interpretar esa magnífica pieza por primera vez con el legendario maestro Riccardo Muti. Con su dedicación y confianza, me reveló el gran mundo de Verdi: ¡descubrí su música de una manera nueva y así llegué a conocerme a mí mismo!

Verdi es para mí una filosofía según la cual sólo en ese corto período de tiempo entre tragedias humanas se puede conocer la verdadera felicidad. Me inspiro en esta idea que me hace apreciar y vivir el momento.

El repertorio eslavo está muy cerca de ti. ¿Qué significó cantar una de las ninfas de Rusalka en La Scala la temporada pasada?

Tuve la suerte de participar en este proyecto único. Mi debut en el teatro histórico de Milán y en Rusalka coincidieron milagrosamente, lo que me hace doblemente feliz. Tengo que admitir que estoy muy impresionada con la producción de la absolutamente increíble Emma Dante. Transmite toda la fabulosidad, el drama y al mismo tiempo el realismo de las emociones humanas en esa pieza. Puedo contarlo con palabras, pero es mejor poder verlo en directo, aunque sea una sola vez.

Con gratitud me complace anunciar que este verano volveré a ese gran templo de arte para interpretar el papel de la soprano en el Requiem de Mozart

También has participado en la gala homenaje a Victoria de los Ángeles en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. ¿Tienes algún proyecto en el coliseo de Barcelona o en España en el futuro?

Esa noche se destacó por el hecho de que, de acuerdo con la maravillosa idea del director, cada uno de nosotros actuó con una pieza del vestuario de la gran Victoria de los Ángeles. Tuve el honor de interpretar el aria de Cio-Cio San con su histórico kimono. Todavía no tengo proyectos en Barcelona, pero, si me llaman, estaré encantada, es como una segunda casa para mí, ya que mi abuela Elena vive allí.

¿Qué personajes te gustaría abordar en las próximas temporadas y en qué teatros internacionales podremos disfrutar de tu presencia?

Tengo muchos papeles de ensueño. Hay algunos que tengo muchas ganas de interpretar, como Adina, Juliette, Pamina, Nedda, Tatiana, Violetta, Manon, etc. Hay muchísimos y todos son hermosos a su manera. En esta temporada 2023-24 haré mi debut, tal y como dije antes, en el Met como Liù en Turandot, luego interpretaré el papel de Lauretta en la Dutch Nationale Opera y el Requiem de Mozart en el Teatro alla Scala. Para la próxima temporada interpretaré a mi amada Liù en el Teatro Massimo di Palermo, el Requiem de Verdi con el maestro Muti en París y Filadelfia, Musetta en la Houston Grand Opera y mucho más.

Vivimos una nueva era en la ópera, y hay muchas cosas en proceso de evolución, como la comunicación en redes sociales con las nuevas generaciones. ¿Cree que esta forma de comunicarse con los jóvenes puede acercar la ópera a los jóvenes?

Internet ha dado a la humanidad una amplia gama de oportunidades, incluso en el mundo de la ópera. Numerosas representaciones se transmiten desde muchos teatros de todo el mundo, lo que no puede dejar indiferente a la generación más joven. Se ve facilitado también por nuevas producciones que presentan la historia musical de siglos pasados en una interpretación moderna.

Como amante del mundo de la moda, ¿crees que las grandes marcas de ese sector pueden asociarse a la ópera y beneficiarse mutuamente?

La moda siempre ha sido una fuente de inspiración para mí porque el arte me fascina en todas sus formas. Se puedo oír la música de un traje bien hecho a medida, la armonía de los sonidos del dobladillo de seda retorcido de un vestido, el dúo lírico entre zapatos y bolso, o el clímax de una sinfonía de joyería resplandeciente.

Dado que la ópera es una síntesis de las artes, la moda ocupa su nicho indispensable y representa el vuelo de la mente creativa.